EL AUTOCONOCIMIENTO

La clave para ser sabio siempre se basa en el conocimiento de uno mismo..

EL PODER DEL SEXO

Aprender a manejar esa maravillosa energía del sexo significa convertirse en un maestro de la creación...

LEY DEL KARMA

La ley del karma es la ley que vincula de manera sabia e inteligente el efecto con la causa. Todo lo bueno o malo que hemos hecho en cualquiera de nuestras vidas traerá consecuencias buenas o malas para ésta o próximas existencias...

CALIDAD DE VIDA

La humanidad está viviendo momentos muy difíciles. El hombre se ha olvidado de "sí mismo" y se compromete en errores, cuyas consecuencias son el dolor y las enfermedades...

ESOTERISMO

San Pablo nos dice en la Biblia: "Y hay cuerpos celestiales, y cuerpos terrenales..." Tenemos prácticas para que usted vea cuando su alma sale de su cuerpo

 

 

 

 

Mensaje de error

  • Deprecated function: Function create_function() is deprecated en eval() (línea 1 de /home/centroanael/public_html/modules/php/php.module(80) : eval()'d code).
  • Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /home/centroanael/public_html/includes/menu.inc).
  • Deprecated function: implode(): Passing glue string after array is deprecated. Swap the parameters en drupal_get_feeds() (línea 394 de /home/centroanael/public_html/includes/common.inc).
…me ví en el vientre de mi madre…

Imelda

México

Después de la muerte

Yo hacía viajes astrales, pero no sabía qué era eso. Un día estaba buceando y me estaba ahogando, tragaba mucha agua y cuando me sumergía mas, me dolían mucho los pulmones, después no sentía nada, sentía mucha paz y empecé a ver toda mi vida, los sucesos más importantes y al final me ví en el vientre de mi madre, después sentí que me desconecté y regrese, por oír a mi hermana llorando, pero, fue muy curioso, lo ví desde arriba, estaban todos mis compañeros alrededor de mí y un médico. Yo tenía 18 años cuando me paso ésto y lo mismo me pasó cuando tenía 7 años, también me estaba ahogando y ví a mi abuela y mi mamá llorando. Saludos de Monterrey México, Dios los bendiga. Imelda.